Crónicas Australianas. Día 7

Lo que he visto y aprendido después de pasar 7 días viviendo, trabajando y bebiendo con australianos.

scroll

Una semana después, sigo sorprendido por todo lo que estoy viendo y aprendiendo en Australia, un país y un mercado completamente desconocido por nosotros.

Sydney es una ciudad del tamaño de Madrid pero, a media hora en ferry, puedes encontrar calas escondidas entre una vegetación paradisiaca. Pero Australia es mucho más que playas. Es el 13º país por PIB y la economía del primer mundo que más creció en 2011. Con sólo un 5,3% de desempleo y 56.000€ de renta per capita es una de las naciones con mayor nivel de vida del mundo.

¿Cómo lo han conseguido? No tengo ni idea pero, después de la foto, os contaré parte de lo que he aprendido durante mis primeros siete días en las oficinas de Atlassian.

La primera sorpresa de esta semana fue conocer que Atlassian fue fundada en 2002 por dos universitarios para dar soporte al servidor de aplicaciones Orion, una empresa de servicios de tomo y lomo.

Para gestionar sus tickets de incidencias, buscaron entre el software disponible en el mercado y se encontraron con que las opciones disponibles, o eran inusables (Bugzilla, Mantis) o muy caras (FogBuzz, Test Track Pro) o inusables y caras (Rational Clear Quest). Así que Mike y Scott decidieron crear su propia alternativa: JIRA. El resto, hasta vender 87 millones de dólares al año, es historia.

Con unos antecedentes así, [highlight]podemos dejar de poner como excusa el mito sobre startups creadas al calor de la inversión de los dólares de Silicon Valley para no crear producto en España[/highlight].

[typography font=”IM Fell DW Pica” size=”24″ size_format=”px”]Ciclo de desarrollo ágil[/typography]

En Atlassian no son unos gurús del marketing ni tienen una bola de cristal que les diga que es lo que tendrá éxito y que es lo que no pero, enseguida se dieron cuenta de que cada vez que sacaban una versión con nuevas funcionalidades, las ventas se disparaban. Así que, sacar nuevas versiones de sus productos más frecuentemente, parecía una buena idea.

En 2009, la media de tiempo de desarrollo de cada versión de JIRA era de 248 días, así que concibieron un plan para lanzar una nueva versión cada 98 días. La misma metodología de trabajo sigue vigente hoy en día y, aunque no han llegado nunca ha conseguir la media de 98 días, cada vez están mas cerca de conseguirlo.

[typography font=”IM Fell DW Pica” size=”24″ size_format=”px”]Marketing. Marketing. Marketing.[/typography]

La persona de Atlassian a la que tengo que reportar como embajador español es Ben Nafztger, Director de Marketing para EMEA y tercer empleado contratado en la historia de la compañía ¿Os imagináis una compañía de software española que fiche como tercer empleado a un técnico de marketing en vez de a un desarrollador, un diseñador o incluso un administrativo? Yo tampoco.

En el apartado de marketing se incluye por supuesto a los Product ManagersJIRA, por ejemplo, tiene tres- que se encargan de conocer y comprender el mercado tan bien que, el producto que estén desarrollando encaje perfectamente con las necesidades de los potenciales clientes.

[typography font=”IM Fell DW Pica” size=”24″ size_format=”px”]Tamaño de los Equipos[/typography]

Una cosa que siempre me ha llamado mucho la atención es el número de gente necesaria para construir un producto en concreto. No puedo evitar compararlo con el comando de élite de 7 espartanos con los que desarrollé un ERP completo en Sixservix.

En el caso concreto de JIRA, [highlight]el equipo esta compuesto por 42 desarrolladores y 14 personas en los equipos especiales[/highlight], que incluyen desde escritores técnicos a un “Cazador de Bugs” que se dedica a solucionar las incidencias más urgentes. Confluence “sólo” cuenta con 30 personas en total.

[typography font=”IM Fell DW Pica” size=”24″ size_format=”px”]Tecnologías[/typography]

Cada equipo en Atlassian es un mundo que se guía por el pragmatismo. Si algo funciona, se utiliza sin tener en cuenta al resto de la compañía. Las tecnologías utilizadas, dentro del mundo del desarrollo web en JAVA os parecerán revolucionarias: repositorio GIT gestionado por BitBucket, WebWork (ahora Struts2) como framework MVC, Hibernate en el backend, Mockito, JWebUnit y WebDriver para las pruebas, JQuery en el frontend, Maven y Ant para construir y como servidor web, Tomcat. Lo dicho… revolucionario.

He tirado de notas para escribir este articulo y [highlight]no he utilizado ni el 10% del material[/highlight]… si os interesa como se trabaja y desarrolla en una compañía que vende software en todo el mundo, os prometo que lo publicaré todo poco a poco.