Hipocresía

La SGAE está siendo investigado por corrupción y desvio de fondos pero, algunos ya sabíamos lo que estaba pasando y no dijimos nada. Somos unos hipócritas.

scroll

Con la que está cayendo y la Sociedad General de Autores y Editores en el punto de mira de la justicia, lo más fácil es subirse al carro y unirse a la turba enfurecida que está linchando mediaticamente a Teddy Bautista y el resto de directivos de la SGAE. Sin embargo, después de ver como unos y otros se rasgan las vestiduras con todo lo que está pasando, no puedo dejar de pensar que muchos de los que estamos metidos en el mundillo de las tecnologías de la información, somos unos hipócritas. Y me sorprende que nadie hable de ello.

Hipócritas porque sabíamos lo que estaba pasando.

Muchos de los que ahora se erigen en paladines contra la corrupción y el ansia recaudatoria de la SGAE y sus secuaces, aplaudieron sin ambages el Global Business Trip, una iniciativa impulsada -nada más y nada menos- por la Fundación Banesto, el ICEX y StepOne, una empresa dedicada a ayudar a las startups tecnológicas españolas a llegar hasta Silicon Valley y en la que participa lo más granado del Internet patrio.

Sin embargo, cuando el año pasado, se anunció a bombo y platillo -y cobertura mediática nacional- uno de esos Global Business Trip en los que participaba mgMedia, una compañía española que está “entre las pioneras de Europa en su campo” -la distribución de contenidos digitales- una garganta profunda que conocía bien la SGAE me pasó este enlace.

"Entramado de empresas de la SGAE"

Resumiendo, según el artículo de Ana Tudela, la SGAE crea una sociedad a la que transfiere todos sus activos y actividades digitales, la SDAE. El 99% de la facturación de la SDAE proviene de la SGAE y, a su vez, la SDAE subcontrata los servicios de Microgenesis para sus desarrollos.

Y hay más, el Consejero Director General de la SDAE, es José Rodriguez Neri que, hasta el 2000 era Presidente de… Microgenesis. El mismo José Neri que ahora mismo está detenido y acusado de formar parte de una trama que desviaba fondos de la SGAE.

Entonces aparece mgMedia, la startup que pertenece, en realidad, a Microgenesis y comandada por el “emprendedor” Jerónimo Macanás. Bueno, Jerónimo no es sólo un emprendedor, sino además ingeniero industrial, músico y muchas más cosas que recoge Ignacio Escolar en un articulo atómico en su blog.

De confirmarse estas informaciones, los verdaderos inversores y emprendedores de mgMedia somos todos los españoles o, al menos, los autores españoles, aunque no nos hayan dado nuestro correspondiente paquete de acciones.

Lo peor de todo esto es que, lo sabíamos. Cualquiera que se moviera un poco en el mundillo del desarrollo en Madrid sabía lo que estaba pasando en la informática de la SGAE pero, no dijimos nada. Mi garganta profunda no es precisamente un agente secreto, sino un técnico que trabajo allí y tuvo que programar con pinzas en la nariz para soportar el hedor que todo ese enjambre empresarial endogámico desprendía.

Si un técnico, un simple técnico, se dio cuenta de todo lo que algo olía a podrido en Dinamarca mientras el picaba lineas de código ¿de verdad alguien puede creer que el gotha del mundillo del emprendimiento tecnológico no tenía ni idea de lo que estaba pasando en la SGAE ni de donde salía el dinero que acababa en mgMedia y similares?

Lo sabíamos y no dijimos nada. Unos porque no teníamos nada que ganar y otros, probablemente, porque tenían algo que perder. Somos unos hipócritas porque no dijimos nada y ahora nos llenamos la boca hablando sobre la SGAE.

Hasta que no tengamos una tolerancia cero al dinero fácil y el pelotazo, nuestra industria seguirá siendo de zambomba y pandereta por mucho que nos llenemos la boca de palabros como due diligence y model audit.

Enlaces

DISCLAIMER

A través del formulario de correo de la web ha llegado este correo:

Name: Presunto Inocente

Email: presuncion@inocencia.es

Message: Hola Colega,

Creo que antes de realizar acusaciones tan graves como las que lanzas en tu articulo \”hipocresia\” deberías informarte, aunque fuera, solo un poquito. Es gente como tu la que se llena la boca hablando de hipocresia. Hipocrita es no respetar la presuncion de inocencia. Hipocrita es en definitiva, al menos segun se desprende de tu articulo, ¿vivir en esta sociedad?

Imagino que tu intencion no es mala de por si. Lo que de verdad espero es que las acusaciones que realizas con total contundencia las puedas respaldar con pruebas. Sino, no sere yo el que te defienda si te ponen un pleito…

Un hipocrita,

He revisado el artículo y he introducido dos cambios:

  1. “según el artículo de Ana Tudela”
  2. “De confirmarse estas informaciones”

No creo que tenga que introducir ningún cambio más para respetar la presunción de inocencia. Me he limitado a enlazar y opinar sobre fuentes públicas sobradamente conocidas: El Economista y el blog de Ignacio Escolar. La única acusación que se puede desprender de este artículo es que Microgénesis obtenía gran parte de su facturación de la SDAE, con la que ha compartido sede social y directivos. He registrado un enlace a mi fuente, el artículo del diario Público. Algunos de estos artículos son del 2007 y, hasta la fecha, no he tenido conocimiento de que nadie haya sido denunciado.

No obstante, si alguien puede proporcionarme más información que complemente o desacredite la que yo he encontrado, ruego que me la haya llegar por el mismo formulario de contacto. Si hay alguien que piensa que necesito una demanda judicial para rectificar una opinión que se demuestra incorrecta, es que ni me conoce ni conoce mi anterior blog.

No obstante, no puedo dejar de reseñar que ese correo parece una amenaza en toda regla. Una amenaza innecesaria y cobarde, porque, al contrario que mi artículo, se realiza sin firma y en contra de un blog que tiene menos visitas en un mes que todos esos medios en menos de una hora.

DISCLAIMER 2

Presunto Inocente ha vuelto a escribir y me ha pedido que copie de nuevo su correo. Creo que ha habido un fallo en la comunicación porque el ha entendido que yo afirmaba que TODOS los desarrolladores conocían lo que estaba pasando. He hecho una búsqueda rápida en el artículo y la palabra “todos” sólo aparece tres veces en el texto. Ninguna de ellas relacionada con los desarrolladores.
Pero en cualquier caso, el error ha sido mio. Quizás fue la frase “Cualquiera que se moviera un poco en el mundillo del desarrollo en Madrid sabía lo que estaba pasando en la informática de la SGAE” o el tono general del artículo pero, no es el primero que me lo ha dicho. Un desarrollador identificado, al que admiro y respeto, Gonzalo Garcia, me ha dicho lo mismo en twitter.
No afirmo que todo el mundo supiera lo que estaba pasando pero si os confirmo que era un rumor habitual en mi entorno.
Tengo el máximo respecto por la gente que está trabajando en la SGAE, Microgénesis o mgMedia. Seguro que ellos y sus familias lo están pasando mal y hasta puede que teman por sus puestos de trabajo. Por eso pido perdón si he molestado a alguien. No son los culpables, sino las víctimas.
Y hablando de víctimas, intentaré evitar esa “deriva victimista” de la que habla Presunto en su correo. Por lo general, soy un tio alegre y optimista, no se como mis textos pueden ser tan deprimentes. Intentaré escribir por las mañanas, despejado y con un un buen café recién hecho en la mano, en vez de por las noches. Lo prometo.

Name: Presunto Inocente

Email: presuncion@inocencia.es

Message: Hola de nuevo,

Te quería, en primer lugar, pedir disculpas si ha parecido que te estaba amenazando ya que no hay nada más lejos de mi intención.

Te escribo de forma anónima porque no lo puedo hacer de forma no anónima. Llevo trabajando en el area de desarrollo de SGAE desde hace muchos años y, al menos yo, no tenía conocimiento de todo lo que, antes de que cambiaras las frases que has dicho, afirmabas en tu artículo.

Seguramente tu garganta profunda y yo hemos sido compañeros durante muchos años (imagino que si tenía tal conocimiento de lo que ocurría habrá estado, al menos, algunos años). La base de tu artículo, si es que lo he entendido bien, es que TODOS los desarrolladores del mundillo conocíamos estas prácticas presuntamente ilícitas desde hace muchos años. ¿Qué prácticas? ¿Cual era el hedor? ¿Bueno o malo? No es mi intención defender a la SGAE (ni mucho menos) sino defender a los muchos desarrolladores que, como yo, nos levantamos todas las mañanas para ir a currar sabiendo que, trabajemos para quien trabajemos, harán todo lo posible por exprimirnos al máximo… No me considero ni a mi ni a mis compañeros hipócritas por ello. He trabajado en otras empresas y nunca me pareció que el tren de vida de los directivos de SGAE fuera muy superior a la de INDRAs, CapGeminis y demás. Y sí, la SGAE es una entidad privada.

Espero que por respetar el derecho a réplica o simplemente por cortesía publiques esta respuesta salvo que tu intención sea aparecer ante tus lectores como una \”víctima más\” de las técnicas intimidatorias de la SGAE (sic).

Por último decirte que llevo años leyendo de vez en cuando lo que publicas (de ahi que te haya escrito) y no entiendo muy bien esta deriva victimista… nuevamente, discúlpame si te ha parecido que te estaba amenazando.

Saludos,