L’equip petit

El equipo de fútbol infantil del Margatania F.C es, probablemente, el peor de España. Sin embargo, los jugadores del equipo pueden darnos una lección a todos sobre que significa ser unos verdaderos campeones.

scroll

Pocas veces un vídeo de 9 minutos consigue emocionarte, motivarte y hacerte reflexionar tanto como lo ha conseguido este L’equip petit, al que he llegado a través de Sergio Gil Pérez de la Manga (te pongo el nombre entero Sergio. No queremos que tu madre se enfade ¿verdad?).

Y no es que L’equip petit trate sobre grandes cuestiones filosóficas, la teoría de los 7 chakras o  ni las técnicas mushin de nivel 33 que está aprendiendo Enrique Comba en su peregrinaje vital. No. L’equip petit es la historia del peor equipo de fútbol infantil de Cataluña.

Pero, lo verdaderamente importante, el mensaje que nos enseñan los chicos del Margatania F.C. es que, ser el peor no está reñido con ser un autentico ganador.

Si, son los últimos de la tabla, pero no han olvidado que, ser los primeros no es su verdadero objetivo, sino una clasificación arbitraria que otros quieren imponerles.

Juegan para divertirse, aprender y mejorar. Tienen claro lo que quieren y saben como quieren conseguirlo: disfrutando de cada intento.

Durante toda mi vida, he conocido a gente mucho más inteligente que yo, más preparada, con más recursos. Pero, sorprendentemente, la mayoría de ellos no parecían muy felices. Si tenían una característica en común es que parecían haber perdido el foco.

Trabajar más, para conseguir un puesto de trabajo con más salario con el que poder comprar cosas más caras… y tener que trabajar más, para poder conseguir un puesto de trabajo con más salario con el que poder mantenerlas y comprar cosas aún más caras, no es un objetivo vital, es una rueda para hámsters.

Emprender para crear una empresa que puedas vender y así… poder crear otra empresa que puedas vender, tampoco parece muy inteligente. Arriesgarte para poder crear algo tuyo y vivir haciendo lo que te gusta parece mucho más interesante.

¿De verdad sabes lo que quieres y a donde vas? Hace mucho tiempo que me di cuenta de que, los verdaderos triunfadores, son los que tienen el valor suficiente como para preguntarse a si mismos “¿Qué es lo que realmente quiero? ¿Qué es lo que necesito para ser feliz? ¿Un barco? ¿Vivir de programar o vendiendo bocadillos?” Como los jugadores del Margatania F.C., unos verdaderos campeones.