En la última Bonilista, los miembros de Funius declaramos el estado de guerra y nos sumamos a La Resistencia. Una Resistencia compuesta por todas las empresas y profesionales de este país que se esfuerzan día a día por hacer las cosas bien.

Una Resistencia civil y pacífica contra el desánimo y la desazón continua en la que algunos parecen querer que vivamos constantemente. Pero también una Resistencia en contra del “vuelva usted mañana” y el “que cada palo aguante su vela“, que tanto han perjudicado y perjudican a este país.

"We are at war. Estamos en guerra"

Que sí, que sí… que todo está muy mal y el mundo se va a acabar, pero nosotros hemos decidido luchar. Sí, estamos en guerra. En guerra contra el país de pandereta. Y lo anunciamos públicamente, porque algunos confunden el inconformismo con el derrotismo.

Siempre hemos pensado que la mejor arma es la información. Por eso, desde la humildad y el respeto de los que aún no han hecho nada -pero también sin complejos ni prejuicios- [highlight]hemos decidido compartir los datos que vayamos obteniendo de la aventura en la que nos hemos embarcado: intentar hacer cosas, construir cosas, desde este país[/highlight].

Evidentemente, no todos los problemas a los que nos enfrentamos se solucionarán con el intercambio de información, pero creemos firmemente que, la mejor contribución que podemos hacer a la lucha es la transparencia. Compartir datos prácticos y reales que ayuden a otros como nosotros. Y hemos decidido utilizar el hashtag #weareatwar para que cualquiera pueda encontrarlos.

La frontera entre la demagogia y la plausibilidad está en la acción. Por eso, queremos empezar hoy mismo, con un artículo sobre los gastos de envío en el comercio electrónico en España, eminentemente práctico, para todos aquellos que estén pensando en vender por Internet desde España.

Únete a La Resistencia

Si tampoco te rindes, únete a La Resistencia y demuestra que este país está lleno de gente que hace cosas. Si también crees que compartir tu información es la mejor manera de incrementar la inteligencia colectiva y potenciar la industria tecnológica en este país, por favor, comparte, tuitea, bloguea, da charlas en eventos… pero, sobre todo, lucha.

Somos pocos, pero cada día crecemos más y más y más… y más.

Estamos en guerra, y la vamos a ganar. ¿Y tú? ¿Vas a unirte a La Resistencia?

Declaración de Guerra

(extraída de la Columna B de la Bonilista 45)

Estamos en guerra contra una clase política que nos defrauda día sí y día también, que no gobierna para nosotros sino para los intereses de otros, y unos medios de comunicación cómplices y sumisos que generan una sensación de alarma general que empeora la situación.

Estamos en guerra contra una falsa Industria de la informática dirigida por botarates que siguen intentando competir con precio y comidas de tres platos, copa, café y puro en vez de con originalidad e innovación.

Estamos en guerra contra esa inmensa masa de técnicos mansos y adormecidos, que se quejan de la situación y no hacen nada por remediarlo.

Estamos en guerra contra esa comunidad de voceros de medio pelo, falsos gurús, ninjas del social media, aceleradoras que desaceleran, venture capitalists que no saben que significa venture y mucho menos pronunciarlo,entrepeneurs de salón y parásitos subvencionados y de subvenciones.

Pero, por encima de todo, estamos en guerra con nosotros mismos. Por distraernos todos los días con lo que otros dicen, pero no hacen.  Por tener miedo de hacer lo que queremos hacer y por haber tardado un par de años en reunir el valor para hacerlo.

Por primera vez, uno de nuestros referentes, uno de nuestros ejemplos a seguir, alguien que lleva generando riqueza desde este país y para este país desde hace muchos años, nos ha confesado que se plantea dejar una España estropeada por unos y empeorada por otros. Esto nos ha abierto los ojos: estamos en guerra.

hemos decidido luchar.

Luchar de la única forma que sabemos: trabajando. Y no trabajando en cualquier cosa, sino en proyectos que nos permitan ganar terreno al enemigo, aumentando la productividad de nuestra gente o exportando fuera.

Nos da igual lo que digan las noticias, los periódicos, los telediarios, Standard & Poors y los blogs de expertos y agoreros. No leemos ninguno.

Programamos. Diseñamos. Trabajamos.

Todas las semanas contribuiremos a la lucha con un post, una utilidad web o un avance en nuestros proyectos.

Luchar hackeando el sistema. Un sistema donde no se puede entrar en política y alcanzar un puesto de decisión sin perder la inocencia por el camino y deber demasiados favores.

Participaremos en Abredatos este año. Porque no es una opción, es nuestra obligación como ciudadanos. Porque tenemos el conocimiento y la tecnología para hacerlo. Porque hay demasiados indultos del Gobierno y empresas públicas con Directores Generales puestos a dedo que nadie conoce.

España no son ellos, ni los seguidores de la doctrina del “que cada palo aguante su vela”, ni los Poceros, ni los que dicen que para hacer algo hay que irse a Silicon Valley, ni el que justifica el fraude o lo aplaude.

Nosotros creemos que nuestro país es otra cosa y lucharemos por recuperarlo. Sin chovinismo ni nacionalismo. Con humildad y respeto.

Somos parte de la resistencia. ¿Y tú?