Talento

Los gurús del Harvard Bussiness Review creen que el talento está sobrevalorado pero ¿sabemos que es el talento? ¿Y como sabemos que está sobrevalorado? ¿comparado con que?

scroll
[quote]el talento está sobrevalorado (Harvard Bussiness Review)[/quote]

Ruge Harvard y todos aplauden. Ahora resulta que el talento está sobrevalorado. Y no cualquier talento, no. Talento del bueno. El de los desarrolladores.

Reconozco que no suelo leer el Harvard Bussiness Review muy a menudo. Yo he llegado a esta historia a través del Blog Salmón -mucho más nuestro, más de andar por casa y, sobre todo, mucho más divertido- que se pregunta: ¿Y si el talento está sobrevalorado? Y uno, que se pone intenso en cuanto ve como se intenta, una y otra vez, extrapolar la realidad de Silicon Valley a nuestro día a día, va a intentar explicar por qué cree que el artículo original tiene un enfoque completamente equivocado y por qué hacer esa pregunta en nuestro país, puede ser hasta ofensiva para algunos.

talento

Para empezar, es difícil saber si el talento está sobrevalorado si no sabemos qué es el talento. Y no debe ser una cuestión fácil de responder porque, en la pasada AOS2011, nos pasamos un buen rato discutiendo sobre qué era el talento.

¿Qué es el talento?

Según la RAE, talento es una mezcla de inteligencia, “capacidad de entender“,  y aptitud, “capacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación“. El problema de la inteligencia y la aptitud es que, son totalmente subjetivas. De hecho, lo son tanto que nos hemos inventado un complejo sistema de exámenes, títulos académicos y certificaciones para intentar medirlas y, aún así, lo conseguimos a duras penas. Creedme, de esto, los informáticos sabemos algo.

Así que, es posible que el talento no esté sobrevalorado sino que sea algo subjetivo y, como cualquier cosa subjetiva, dispuesta a ser interpretado y valorado de forma distinta por cada uno de nosotros.

A lo mejor el autor está confundiendo talento con oferta y demanda, que es algo muy diferente. Cree el autor original que el talento, sea lo que sea, en concreto el talento de los desarrolladores, está sobrevalorado o, lo que es lo mismo, que estos cobran más de lo que merecen/producen/valen. ¿Comparado con quién? ¿Con un dentista? ¿Con un frutero? Es muy curioso ver como en estás comparativas siempre se habla del salario de los informáticos y nunca se habla de otras profesiones.

[quote]los salarios no tienen nada que ver con el talento, sino con la oferta y la demanda[/quote]

Ni se me ha pasado por la cabeza que un futbolista de élite gane más o menos dinero en base a su talento, ni buscar una explicación para poder justificar que un piloto de aviones -responsable de la vida de sus pasajeros- pueda ganar más -MUCHO más- que un profesor de guardería que se responsabiliza de cuidar y educar a nuestros hijos. Todo obedece a la ley de la oferta y la demanda. A los desarrolladores, al igual que a los charcuteros, los albañiles o los profesores de piano, las empresas les pagan exactamente lo mínimo necesario para conseguir contratarlos. Y eso ocurre aquí, en Pekín y en Christchurch, Nueva Zelanda.

Nadie debe dejarse deslumbrar por cuatro excentricidades como la de Mark Zuckemberg comprando una empresa por 47 millones de dólares, sólo para cerrarla y quedarse con los ingenieros… a 4 millones por técnico. Eso no es la realidad del mercado. No hay muchos Zuckembergs sueltos por ahí.

La realidad es que desarrollar es difícil. Y programar BIEN es extremadamente difícil. Requiere una formación constante, experiencia y constancia. En Estados Unidos, se está pagando bien a los desarrolladores porque no hay suficientes para satisfacer la demanda. Punto.

El talento informático en España

Pero en España no. En España somos especiales. Al contrario que en Estados Unidos, Reino Unido o Alemania, aquí no hacen falta programadores y, en consecuencia, aquí el talento -al menos el talento informático– no está tan sobrevalorado. Los sueldos de los profesionales informáticos distan mucho de los de nuestros colegas de estos países.

Y ¿por qué? ¿Somos una superpotencia en computación? ¿Nuestras universidades producen paladas de genios de la programación? Desgraciadamente, no. La mayor diferencia con el resto de los países es que nuestra industria informática no se basa en crear productos sino en prestar servicios y, en más casos de los que nos gustaría, esos servicios se comercializan sin tener ni remotamente en cuenta la calidad de los mismos.

En un mercado donde el cliente está acostumbrado a arañar y discutir el precio, céntimo a céntimo, los comerciales tiran los precios con tal de vender. Muchos de ellos trabajan con una comisión sobre las ventas ¡Cómo cambiaría todo si en vez de sobre las ventas, obtuvieran sólo un porcentaje de los beneficios reales del proyecto!

[quote]A nuestro modelo de negocio patrio no le interesan los programadores buenos. Le interesan los programadores baratos.[/quote]

Si para vender un proyecto hay que tirar el precio, se tira. Y, si para ser rentable con ese precio sólo se puede contratar a programadores junior o poco cotizados, pues se tira adelante con lo que se pueda ¿Qué más da? Si el proyecto es una chapuza, ya se irá arreglando durante el mantenimiento que le vendamos al avispado cliente. A este modelo de negocio, no le interesan los programadores buenos, le interesan los programadores baratos.

Otra cosa sería sí, como en otros países, nuestro negocio no fuera vender horas/hombre sino crear productos tan buenos como para que la gente quisiera pagar por ellos (Skype, Spotify…) o que se usaran tanto como para poder extraer un rendimiento publicitario (Facebook, Google…). En este escenario, la calidad sí importa, y mucho. Por eso están dispuestos a pagar tanto -por los mejores- en Estados Unidos.

Tal y como está el patio informático en España, en general y fuera de las 4 principales ciudades en particular, suena un poco a chiste preguntar si el talento está sobrevalorado. He oído historias tremebundas sobre desarrolladores en Murcia, Galicia o Extremadura. No podemos quejarnos comparados con otros sectores aún más castigados pero, desde luego, no somos una casta privilegiada.

El mundo se va a acabar

Pues no. el mundo no se va a acabar. En España hay talento y gente apostando por él. En todos los sitios hay grupos de desarrolladores que están desafiando el sistema, retándolo, poniéndolo a prueba. Algunos, desde dentro, promoviendo buenas prácticas y una apuesta por la calidad dentro de sus empresas. Otros, liándose la manta a la cabeza y emprendiendo para buscar una oportunidad de hacer las cosas como creen que deben hacerse. Aún son pocos en comparación con el resto de la industría pero, es una tendencia inexorable. El que compita sólo con precio está condenado a desaparecer ¿A alguien se le ocurriría intentar fabricar con menos coste que en la India? Pues eso.

Y en cuanto a mí ¿Cómo me posiciono? Sigo sin tener ni idea de qué es el talento y, mucho menos, si tengo mucho o poco. Eso sí, creo en la inspiración y en lo que dijo Pablo Picasso:la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando“. Intentaré trabajar cada vez mejor, que no más. Al fin y al cabo, el trabajo sí que no está sobrevalorado.

Enlaces